martes, 1 de junio de 2010

Una reflexión (más) sobre el Bicentenario

A tono con el escenario y las consecuencias que dejaron los festejos del Bicentenario, es interesante pensar sobre los interrogantes y procesos que se generaron como resultado del histórico acontecimiento. Durante este año no sólo en la Argentina se conmemoran los 200 años de Revolución, sino que son varios los países de Latinoamérica que en este 2010 celebran el bicentenario de sus procesos independentistas. Por eso vale una reflexión sobre los mecanismos que intervienen y conforman la identidad política y cultural de los distintos países de América Latina; para comprender el fenómeno que se viene produciendo durante los últimos años de transformación de la identidad política en las naciones de la región.
Siguiendo los planteos teóricos de Gramsci, la cultura política, entendiéndola como campo de luchas y hegemonías, está atravesando un proceso de redefinición. Desde el siglo XIX y adoptando una perspectiva eurocéntrica, se buscó construir a las incipientes sociedades como réplicas de la cultura extranjera y dominante, condenando como “barbarie” a las características propias y originarias. En la actualidad hay un cambio de óptica y la mirada ya no está sólo puesta en lo foráneo sino también en lo interno.
Así como la cultura está compuesta por las características de los integrantes de un colectivo, la identidad política de un pueblo refleja, sin ser por ello un mero reflejo, las costumbres, acciones y tradiciones de las distintas sociedades. Esto implica entonces que la cultura política no se encuentra ajena a los altibajos y defectos que aquejan a todas las formaciones sociales. América Latina atraviesa un proceso de comprensión de esta realidad, entiendo que la mejor manera de alcanzar la igualdad y la inclusión social para todos los ciudadanos, es observar profundamente la identidad cultural de sus pueblos e intentar de ellos, explotar sus mejores virtudes. Es por ello relevante indagar y analizar la operatoria que interviene en la formación de la identidad política, para entender el proceso de comunión regional y el mosaico con las diversas culturas que están gestándose.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada