sábado, 23 de octubre de 2010

Variedades

Mucho cuesta entenderlo, y más deja para pensar lo que pasó el miércoles, la condensación y corporización de un clima que muchos vienen deseando hace rato. El enfrentamiento semántico parece haber comenzado a regir como la determinación en última instancia (en los términos de la teoría marxiana) de la realidad política. Y la política es, y al mismo tiempo, condiciona, gran parte de nuestra vida y devenir cotidiano.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada